El último año que va de la década, El Kindle revolucionó el 2009

Kindle - Amazon

Kindle - Amazon

Finalmente, y aunque este año ha traído consigo varias novedades en cuanto a tecnología nos referimos (y creo incluso que en cuanto a cualquier cosa pudiéramos hacerlo…Michael Jackson, Farrah Fawcett, Brittany Murphy, la crisis del gas, la dimisión de Ramón Calderón, la invasión de Gaza, el caso Gürtel, la Gripe A, las huelgas de los sindicatos franceses, la recesión económica, Obama como el primer presidente negro de Estados Unidos, el absurdo y penoso cambio de estilo musical de Shakira, la caída del papa, las tonterías de Chávez, en fin…), un gadget que se gana el puesto final es el Kindle. Este lector de libros electrónicos no sería el primero en aparecer, pero sí el más certero en lograr que le perdiéramos el miedo a la nueva era de los contenidos escritos que parece aproximarse sin vacilaciones; Amazon se la supo anotar (nuevamente) con este gadget.

Y más de uno le sigue teniendo miedo, eso sí, tampoco veneraremos al Kindle, pero debemos admitir que al menos supo abrirle el camino a un gadget que de vez en cuando amenazaba con ser un fracaso de la tecnología y un utópico intento por darle un vuelco a la manera como concebimos nuestra existencia. Los diarios, sobre todo (o más bien los amantes de la consagrada lectura matutina de los diarios), pueden llegar a ser los más renuentes, dado el evidente cambio de estilo, de trabajo, de todo, que se avecinaría de ser implantado este gadget como el distribuidor oficial de la información escrita en el mundo; no obstante, son muchos otros los que dicen que más que como lectores de libros electrónicos, los eBooks están llamando la atención como (irónicamente) una posible tabla de salvación de los periódicos impresos en papel, porque se visualiza a los modelos con conectividad inalámbrica como una oportunidad para la distribución rápida y eficaz de los contenidos.

Quién tiene la razón es una interrogación que se responderá en su momento, lo cierto es que parece inminente el posicionamiento de estos dispositivos y quiéranlo o no hasta los mayores detractores tendrán que ponerse a tono con lo que venga…ya veremos entonces, pero por ahora me encantaría conocer sus opiniones…