Un pequeño reloj con forma de planeta

Eris, reloj esférico suizo

Eris, reloj esférico suizo

Por nuestros días no es muy cmún utilizar reloj, todos los gadgets de hoy nos dan la hora, así que son pocos quienes prefieren llevar el tiempo en la muñeca y mucho menos en un reloj de bolsillo…pero bueno, al menos llevar la hora a la mano es más útil que tener que sacar el móvil o cualquier otro de nuestros gadgets para saber qué tan tarde vamos… y hay tantos relojes de pulso, tan bonitos, y que combinan con la ropa que llevamos que definitivamente tienen estos una expectativa de vida no tan corta.

Pero, ¿qué tal volver a la época del reloj de bolsillo?, muy elegante y sofisticado, pero yo diría que algo incómodo…sin embargo y para aquellos que quieren lucir distintos y llenos de clase, con algo de innovación, el relojero suizo Pierre Junod acaba de diseñar hace poco una pieza con forma de planeta perfectamente esférico y ha sido bautizado Eris, a propósito del planeta enano descubierto hace algún tiempo.  Cada reloj Eris es construído con aluminio anodizado y una pieza curva de vidrio en el centro para protejer las manecillas, que son dos, una blanca y una naranja, siendo la primera la que marca las horas y la segunda los minutos; estas manecillas funcionan de una manera bastante particular, con baterías, por supuesto, pero gracias a la forma esférica del reloj no se encuentran como en los relojes convencionales sino girando en el centro descubierto por el panel de cristal de forma horizontal, por lo que sólo sus extremos achadados apropósito se ven para marcar el paso del tiempo.

Como han podido ver en la fotografía éste definitivamente no es un reloj de muñeca, imposible llevarlo allí, y de hacerlo no sería tan estético; el Eris fue diseñado para ser utilizado como reloj de bolsillo, pero si ustedes están de acuerdo en que es un poco incómodo (sobre todo por los pantalones tan estrechos que utilizamos actualmente) no se preocupen, el reloj trae incluído en el paquete una correa para utilizarlo colgado al cuello, y sus 3,3 cm de diámetro y 34 gramos de peso no parecen oponerse…la que podría mostrar oposición es tu billetera, si es que piensas gastar 325 euros en este reloj suizo.

Vía | Technabob