Un reloj para ti y para mí


Reloj para compartir la hora

Reloj para compartir la hora

Cada tanto a alguien se le ocurre alguna locura para inventar, y eso que cuando las personas normales nos preguntamos qué invención podría ser la que nos saque de la miseria en que vivimos (más porque somos fatales y no realmente pobres) no se nos ocurre absolutamente nada, porque supuestamente “ya todo está inventado”…¡Mentiras!, ponga a trabajar un poquito más ese cerebro, porque déjeme decirle que en lo más tonto, en lo más común y de la manera más sencilla usted puede ser el próximo Edison, Galilei, el Gutenberg del siglo XXI…

Y si se lo digo, le traigo también una prueba, ¿o es que no le parece que hay algo extraño en el reloj de la imagen que acompaña este post?…nuestro inventor de hoy se aburrió de que le preguntaran la hora y se dijo a sí mismo (mera especulación, por supuesto) “que rayos, necesito un reloj para compartir la hora”, así que se tomó el sencillo trabajo de darle una vuelta de 90º a los números, y santo remedio, no tendrá que decirle la hora a más nadie, y mucho menos retorcerse como bailarina árabe para que puedan verla.

Ni se tome el trabajo de ponerle colores; fondo blanco, manilla negra, letras negras y si acaso un par de traslúcidas (aunque personalmente creo que contradice un tanto la idea original…ya me pinto a la gente torciéndole el brazo porque no logra ver bien los números), y sale, usted será el inventor del reloj para compartir la hora, saldrá en las noticias y acabará con el problema de contorsionarse para informar el huso, bueno, si no se le hubieran adelantado, al menos cómprelo y salga de uno de sus problemas, luego piensa en qué lo va a sacar de pobre… ;).

Vía | NPC